​La liberación de Kherson marca el principio del fin de la guerra con Rusia, Zelensky

La liberación de Jersón marca el "principio del fin" de la guerra con Rusia, dijo el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, en una emotiva visita a la ciudad liberada.

En un encuentro con soldados, el mandatario aseguró que Ucrania está "avanzando" y lista para la paz.

Las tropas ucranianas entraron el viernes en Jersón después que Moscú ordenara la retirada de sus fuerzas armadas del territorio, en lo que supone un revés para Rusia. A pesar de ello, el Kremlin insiste en que el territorio sigue siendo ruso.

Jersón fue capturada en marzo, semanas después de que comenzara la invasión. La región se convirtió además en una de las cuatro anexionadas ilegalmente después de que en septiembre se celebraran unos cuestionados referéndums de autodeterminación.

Poco después de esos comicios, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró en una ceremonia en Moscú que la anexión de las regiones de Luhansk, Donetsk, Zaporiyia y Jersón "no era negociable". Rusia todavía mantiene bajo su control las ciudades de Donetsk y Luhansk, ocupadas en 2014.


En las últimas semanas, Ucrania ha logrado avances en el sur del país, progresando hacia Jersón y poniendo a las fuerzas rusas bajo una presión cada vez mayor.

La semana pasada, las tropas rusas se retiraron, permitiendo que las fuerzas ucranianas entraran en la ciudad.

La recuperación de Jersón provocó escenas de alegría, en las que pudo verse a vecinos celebrando, algunos reuniéndose con seres queridos a los que no habían visto en meses. El estado de ánimo en la ciudad era de júbilo y alivio, pero también de inquietud, según relató el enviado especial de la BBC en Ucrania Jeremy Bowen.

Durante su visita este lunes, Zelensky cantó el himno nacional de Ucrania mientras se izaba la bandera del país sobre el edificio administrativo principal.

Ucrania, dijo, está "lista para la paz, la paz para todo nuestro país", según informó Reuters.

Zelensky agradeció a la OTAN y otros aliados por su apoyo, y agregó que los sistemas de cohetes de artillería de alta movilidad (Himars) que ha aportado Estados Unidos habían marcado una gran diferencia.

El presidente también se dirigió a una multitud en la plaza principal de la ciudad. Algunas personas ondeaban banderas ucranianas o las llevaban sobre los hombros.

Cuando se le preguntó hacia dónde podrían avanzar las fuerzas ucranianas a continuación, dijo: "No a Moscú... No estamos interesados en los territorios de otro país".

El presidente también bromeó diciendo que visitaba a Jersón porque "quería una sandía", en referencia a la fruta que se cultiva localmente y que se ha convertido en un popular símbolo de resistencia ucraniana.

En respuesta a la visita de Zelensky, el Kremlin señaló que Jersón era parte de Rusia.

"No vamos a comentar esto", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, y agregó: "Ese territorio es parte de la Federación Rusa".

El viceministro de Relaciones Exteriores, Alexander Grushko, aseguró que Rusia no aceptaría retirar las tropas como requisito previo para las conversaciones de paz. "Tales condiciones son inaceptables", dijo el lunes la agencia de noticias rusa Interfax.

"Nuestro presidente ha dicho repetidamente que estamos listos para las conversaciones. Pero estas conversaciones, naturalmente, deberían tener en cuenta la situación sobre el terreno".

Anteriormente, Zelensky denunció que se habían descubierto más de 400 crímenes de guerra en áreas de Jersón abandonadas por las fuerzas rusas mientras se retiraban.

Fuente BBC

14 de Noviembre 2022