Encuentran el tercer lote de documentos clasificados en casa de Biden

13 de Enero 2023

Se encontró un tercer lote de archivos clasificados de la Vicepresidencia de Joe Biden en su casa de Delaware.

Los abogados del presidente anunciaron el hallazgo el sábado y afirmaron que encontraron cinco páginas adicionales marcadas como clasificadas dentro de su casa el jueves por la noche.

Lleva el total a seis documentos clasificados que se encontraron en la casa de Biden en Delaware, ya que el primero se encontró en el garaje. También lleva el gran total de documentos clasificados de los días de Biden como vicepresidente a dos docenas.

Sus abogados personales descubrieron los documentos en la habitación contigua al garaje, pero no tenían autorización para verlos, por lo que tuvieron que llamar a Richard Sauber, abogado especial del presidente.

"Debido a que tengo una autorización de seguridad, fui a Wilmington el jueves por la noche para facilitar la entrega del documento que el abogado personal del presidente encontró el miércoles al Departamento de Justicia", dijo Sauber, según Fox News.

“Mientras lo estaba transfiriendo a los funcionarios del Departamento de Justicia que me acompañaban, se descubrieron cinco páginas adicionales con marcas de clasificación entre el material que contenía, para un total de seis páginas. Los funcionarios del Departamento de Justicia que estaban conmigo inmediatamente tomaron posesión de ellos.

12 de Enero 2023

El presidente Joe Biden que tanto criticó a Donald Trump por tener documentos clasificados en su poder, ha hecho lo mismo, solo que la prensa liberal no ha desatado la histeria colectiva que tuvieron con Trump.

Dos lotes de documentos con etiquetas clasificadas de la época de Joe Biden como vicepresidente fueron encontrados en la casa del mandatario en Wilmington, Delaware, y en la oficina de su antiguo instituto en Washington.

Ante el revuelo y para aparentar que están lidiando con el escándalo igual que como lo hicieron con Donald Trump, nombre un Fiscal Especial.

El fiscal general Merrick Garland nombró el jueves a un fiscal especial para investigar la presencia de documentos con marcas clasificadas encontrados en la casa del presidente Joe Biden en Wilmington, Delaware, y en una oficina en Washington.

El anuncio siguió al reconocimiento de Biden el jueves por la mañana de que se encontró un documento con marcas clasificadas de su época como vicepresidente en su biblioteca personal, junto con otros documentos encontrados en su garaje. Garland dijo que los abogados de Biden informaron al Departamento de Justicia el jueves por la mañana sobre el descubrimiento de un documento clasificado en la casa de Biden, luego de que los agentes del FBI recuperaran por primera vez otros documentos de su garaje en diciembre. El lunes se reveló que se encontraron documentos confidenciales en la oficina de su antiguo instituto en Washington.

Robert Hur, el ex abogado federal designado por Trump en Maryland, dirigirá la investigación, reemplazando al principal fiscal del Departamento de Justicia en Chicago, John Lausch, a quien el departamento asignó anteriormente para investigar el asunto. Hur comenzará su trabajo pronto.

El nombramiento de otro fiscal especial para investigar el manejo de documentos clasificados es un giro notable de los acontecimientos, legal y políticamente, para un Departamento de Justicia que ha pasado meses investigando la retención por parte de Donald Trump de más de 300 documentos con marcas de clasificación encontrados en la herencia del expresidente en Florida.

Aunque las situaciones son diferentes en cuanto a los hechos y las leyes, el descubrimiento de documentos clasificados en dos lugares separados vinculados a Biden, así como el nombramiento de un nuevo fiscal especial, casi seguramente complicaría cualquier acusación que el departamento pudiera entablar contra Trump.

La divulgación se produce cuando la Casa Blanca enfrenta múltiples preguntas sobre por qué los descubrimientos no se han revelado hasta ahora y quién los estaba manejando.

En conferencia de prensa sobre temas económicos, Biden fue consultado sobre el asunto y reafirmó que coopera con las autoridades para investigar el asunto y aseguró que el Departamento de Justicia fue contactado inmediatamente tras el hallazgo.

Richard Sauber, asesor especial del presidente, dijo que después de que los abogados personales de Biden encontraran los documentos iniciales, examinaron otros lugares a los que podrían haberse enviado registros después de que Biden dejara la vicepresidencia en 2017.

Sauber dijo que se encontró un “pequeño número” de documentos con marcas clasificadas en un espacio de almacenamiento en el garaje de Biden en Wilmington, con un documento ubicado en una habitación adyacente. La Casa Blanca no dijo cuándo comenzó la búsqueda posterior o cuándo se encontraron los documentos adicionales, solo que la búsqueda se completó el miércoles por la noche.

Sauber dijo que el Departamento de Justicia fue “inmediatamente notificado” tras la localización de los documentos y que los abogados del departamento se hicieron cargo de la custodia de los registros.

Independientemente de la revisión del Departamento de Justicia, la revelación de que Biden potencialmente manejó incorrectamente registros clasificados o presidenciales está demostrando ser un dolor de cabeza político para Biden, quien dijo que el ex presidente Donald Trump era “irresponsable” por mantener cientos de tales registros en su club privado en Florida.

A principios de esta semana, la Casa Blanca confirmó que el departamento estaba revisando “un pequeño número de documentos con marcas clasificadas” encontrados en la oficina de Washington. Según la Casa Blanca, los abogados de Biden descubrieron el material en las oficinas del Penn Biden Center y llamaron inmediatamente a los Archivos Nacionales para informarles del hallazgo. Biden mantuvo una oficina allí después de dejar la vicepresidencia en 2017 hasta poco antes de lanzar su campaña presidencial demócrata en 2019.

La revelación de que el equipo de Biden descubrió documentos clasificados adicionales se produjo horas después de que la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, esquivara preguntas sobre el manejo de Biden de información clasificada y la gestión del ala oeste del descubrimiento.

Jean-Pierre había dicho el miércoles que la Casa Blanca se había comprometido a gestionar el asunto “correctamente”, señalando que los abogados personales de Biden habían informado inmediatamente a los Archivos Nacionales.

Pero se negó a decir cuándo se había informado al propio Biden, si había más documentos clasificados potencialmente localizados en otros lugares no autorizados, y por qué la Casa Blanca esperó más de dos meses para revelar el descubrimiento del lote inicial de documentos. Se encontraron el 2 de noviembre, días antes de las elecciones de mitad de mandato.

“Como mis colegas del Consejo han declarado y les dijeron a todos ustedes ayer, se trata de un proceso en curso bajo la revisión del Departamento de Justicia. Así que vamos a estar limitados en lo que podemos decir aquí”, dijo Jean-Pierre.

El Departamento de Justicia está revisando los registros encontrados en el Centro Penn Biden y el Fiscal General Merrick Garland ha pedido a John Lausch, fiscal de EEUU en Chicago, que revise el asunto, según dijo esta semana a The Associated Press una persona familiarizada con el asunto. Esa persona tampoco estaba autorizada a discutir el asunto públicamente y habló bajo condición de anonimato.

Lausch es uno de los pocos fiscales federales que se mantienen de la administración de Trump.

Biden ha dicho que le “sorprendió saber que hay registros del Gobierno que fueron llevados allí a esa oficina”, pero que sus abogados “hicieron lo que debían haber hecho” al llamar inmediatamente a los Archivos Nacionales.

El principal republicano del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes ha solicitado que las agencias de inteligencia lleven a cabo una “evaluación de daños” de los documentos potencialmente clasificados.

La revelación también puede complicar la consideración del Departamento de Justicia sobre si presentar cargos contra Trump. El republicano está tratando de recuperar la Casa Blanca en 2024 y ha afirmado en repetidas ocasiones que la investigación del departamento sobre su propia conducta equivalía a “corrupción.”

Hay diferencias significativas entre las situaciones de Trump y Biden, incluida la gravedad de una investigación en curso del gran jurado sobre el asunto de Mar-a-Lago.

Fuente Agencias

12 de Enero 2023